¿Qué es la certificación Residuo 0 y cómo incorporarla en tu compañía?

 In Alpesa

La generación de residuos es uno de los retos más complicados a los que se enfrenta hoy en día la sociedad, ya que el incremento del volumen de residuos a escala mundial está sufriendo una evolución constante.

Las consecuencias de una gestión inadecuada de los residuos producen impactos altamente dañinos que afectan al agua, al suelo, al aire, al cambio climático, los ecosistemas y la salud humana. Sin embargo, una gestión adecuada puede contribuir al ahorro de materias primas y garantizar la sostenibilidad económica con un efecto positivo sobre la conservación de los recursos naturales y los ecosistemas.

La Certificación Residuo Cero es un certificado que incide directamente en el modelo de economía circular. La economía circular tiene como objetivo invertir la pirámide de gestión de residuos. Para ello, incide en la prevención y aumento de la reutilización, el reciclado y la valorización de los residuos, minimizando al máximo su residuo al vertedero.

En este sentido, en ALPESA basamos nuestro modelo de negocio en la economía circular. Realizamos mandriles, anillas, tubos, cantoneras , cantoneras CRW y CHW homologadas

para gran distribución y Upalet, todos ellos fabricadas con cartón 100% reciclado, que una vez concluyen su vida útil, como productos industriales, pueden ser reciclados en los contenedores para tal efecto. Y vuelven al ciclo de la economía circular.

La economía circular es un modelo de producción y consumo que aspira a mantener el valor de los recursos -materiales, agua y energía- el mayor tiempo posible en las economías para reintroducirlos de nuevo en las cadenas de valor.

Certificación Residuo Cero

Es aquella certificación que reconoce a las organizaciones que evitan que los residuos que generan sean eliminados en vertederos.

Está enmarcada dentro de los modelos de economía circular adoptados por la ONCE, PNUMA, G20, Unión Europea y España.

Su objetivo es promover una gestión adecuada de los residuos a través del aprovechamiento responsable, eficiente y sostenible de los recursos, mediante la incorporación de los residuos al sistema productivo. La entidad que emite este certificado es la Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR).

Se basa en cuatro pilares fundamentales; reducir, reutilizar, reciclar y valorizar. Y de esta forma se cierra el círculo de los ciclos de vida de los productos y se invierte la pirámide de gestión de residuos actual basada en “usar y tirar”.

Posibilidades de la certificación

Existen dos posibilidades. El certificado “Residuo Cero” que se concede a aquellas empresas que valorizan más del 90% de sus residuos. Y una alternativa desarrollada por AENOR “Hacia Residuo Cero” para aquellas empresas que valorizan entre el 60 y 90% de manera que éstas pueden acercarse progresivamente a “Residuo Cero” a medida que consigan los medios adecuados para ello.

Etapas que se deben tener en cuenta

-Inventario. Implica la cuantificación de los residuos, clasificación, origen, almacenamiento y destinos de análisis de costes por gestión externa.

-Trazabilidad. Contacto con transportistas y gestores autorizados, así como el seguimiento y el método de tratamiento.

Valorización. Cálculo de los porcentajes valorizados y de los llevados a vertedero de las distintas fracciones. Análisis de las mejores técnicas disponibles para el tratamiento de las diferentes fracciones de residuos. Mercados y rentabilidad. Y Análisis de fracciones con posibilidad de gestión interna.

Plan de minimización. Acciones de reutilización del agua, optimización de procesos, energía y reducción de mermas y producto no conforme.

Plan de gestión. Requisitos legales, implantación de procedimientos de mejora, formación de personal, evaluación y reducción de costes.

Beneficios del Residuo Cero para las compañías

Existen fundamentalmente tres beneficios principales de la implantación de Residuo Cero para las compañías,

Obtención de beneficio económico por los residuos valorizables. Las compañías pueden estudiar la rentabilidad asociada a la venta de residuos asociados para ser recuperados y transformados como materias primas secundarias.

Disminución de los costes asociados a la gestión de sus residuos menos valorizables. A través de un mejor acondicionamiento y disposición de sus residuos.

-Mejora de la imagen corporativa de la compañía. A través del desarrollo de una imagen de la empresa ambientalmente responsable que puede hacer destacar frente a la competencia.

-Reducción del consumo de recursos para el planeta. Todos aquellos recursos que las compañías valorizan están afectando de forma positiva al medio ambiente. Por una parte, no realizando vertidos, y por otra no consumiendo recursos.

En ALPESA desde hace años contamos con nuestra propia área de reciclado con una trituradora y compactación de balas de papel. Cada máquina lleva un registro de sus mermas con el objetivo de reducirlas.

Pero, además de reciclar las mermas de cartón que generamos dentro de nuestros procesos de fabricación, realizamos nuestros productos con cartón 100% reciclado cumpliendo con la Ley 11/1997 sobre Envases y Residuos de Envases.

Si tu compañía se está planteando la certificación en alguno de estos dos certificados, contar con productos industriales fabricados con cartón 100% reciclado como nuestros mandriles, anillas, tubos, cantoneras , cantoneras CRW y CHW homologadas para gran distribución y Upalet, el palet de cartón, te resultará de gran utilidad por su contribución a la economía circular.

Por ello, si buscas un proveedor como tu compañía,  comprometido con la sostenibilidad puedes contactar con ALPESA aquí.

 

 

Recent Posts

Leave a Comment

*

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.