Los seis secretos detrás de un diseño sostenible

 In Alpesa

Al hablar de productos sostenibles se piensa en los medios de transporte utilizados para transportarlos o las materias primas con las que se han elaborado. Y se suele obviar  el proceso de diseño cuando en realidad es una actividad primordial dentro de la creación de un producto o servicio. De hecho, los datos evidencian que atender la sostenibilidad en las primeras fases de la cadena de suministro es esencial. Design Council ya afirmaba en 2002 que el 80% del impacto de un producto o servicio se origina en su diseño.

¿Cómo logran las empresas el diseño sostenible de sus productos?

En primer lugar, para encontrar las claves de un diseño sostenible cabe describir qué es, en sí, el diseño. La Cámara de Comercio de España divide el diseño en tres campos de acción empresarial donde participa un amplio equipo de las compañías;

– El diseño industrial, centrado en las características del producto o servicio.

– El diseño de comunicación del producto o servicio, es decir, la creación de una marca propia a través del diseño de la producción.

– El diseño de la imagen corporativa, es decir, la identidad gráfica de la compañía.

En este sentido, el diseño sostenible es aquel que, en cada uno de estos terrenos, busca reducir el impacto social, cultural, económico y medioambiental de la producción a partir de su planteamiento. Por todo ello, desde ALPESA te acercamos una serie de consejos dirigidos tanto a empresas como diseñadores que deseen dar el paso hacia el diseño sostenible.

– ¿Quién realiza el diseño? Las personas encargadas de elaborar un diseño sostenible deben contar con la información necesaria para reducir el impacto social, económico y medioambiental del proceso de diseño y, en consecuencia, de cada una de las etapas de la cadena de valor. Por ello es conveniente que las compañías guíen a sus diseñadores en la senda del diseño sostenible y les proporcionen las herramientas necesarias para alcanzar dicho objetivo.

– Recursos coherentes. Los diseñadores deben ser fieles a la esencia de su producto para que este no sea solo original, sino también sostenible. Por ello, desde esta primera etapa en la cadena de suministro se deben esclarecer los recursos que serán necesarios en la fabricación, distribución y consumo de la producción. Ello se debe a que el diseño variará en función de la elección de unos materiales u otros (reciclados, reciclables…). ALPESA es ejemplo de ello con el diseño de sus productos de cartón reciclado .

– Eficiencia, diseñar lo mismo con menos, tanto en materias primas como en energía. Además de ser coherente a la hora de seleccionar los recursos que darán vida a nuestro producto o servicio durante la fase de diseño, también cabe valorar las formas de diseño más eficientes para no desperdiciar recursos.

– Diseño sostenible frente a un diseño masivo. Los diseñadores no solo deben trabajar en qué diseñar, sino también cuánto van a diseñar y para quién. Para ello, es necesario que las empresas doten al equipo de diseño de la información necesaria para que este vaya orientado hacia un público de determinado tamaño y características. Tomar las decisiones acertadas en esta fase ahorrará tiempo y recursos. En el caso de ALPESA, el diseño de sus productos tiene en cuenta la seguridad de las personas que lo manipulan y almacenan a través de un diseño ligero y de fácil manipulación frente a posibles accidentes. En este sentido, a través de un diseño sostenible ALPESA reduce el impacto social, económico y ambiental de sus productos de cartón 100% reciclado.

– Calcular el ciclo de vida del producto o servicio. El diseño del producto se realizará conociendo el impacto que puede provocar el producto o servicio a nivel social, económico y ecológico durante cada una de las etapas de su vida útil. Al haber evaluado los posibles riesgos durante la cadena de suministro pueden acometerse las necesarias decisiones de diseño para reducir su impacto y alargar su vida útil de forma sostenible.

– Más allá de su vida útil. El diseño de un producto o servicio también deberá contemplar qué ocurrirá con él cuando finalice su ciclo de vida. ¿Podrá ser reciclado? ¿Cómo debe ser reciclado? Plantearse esta serie de preguntas facilitará lograr un diseño sostenible a largo plazo.

¿Qué habremos conseguido, pues, al aplicar esta lista de consejos? Más allá de la reducción del impacto climático a través de estas pequeñas decisiones, también se obtienen beneficios económicos y productivos al aumentar la eficiencia e innovación, así como la reducción de costes.

Si tu compañía también quiere incluir entre sus proveedores una empresa que tenga en cuenta la sostenibilidad de mandriles, tubos, anillas, cantoneras y palets, UPALET, desde la etapa del diseño, puedes contactar con nosotros, aquí.

Recommended Posts

Leave a Comment

*

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.