Retos de la cuarta revolución industrial

 In Alpesa

Especialistas y asesores de instituciones económicas y tecnológicas explican cómo estamos comenzando una cuarta revolución industrial que cambiará los medios de producción para siempre. Esta tiene como característica fundamental que las compañías del futuro no venderán productos sino servicios.

Desde Alpesa, lejos de ver esta cuarta revolución industrial como una amenaza estamos preparando nuestra compañía para el reto que supone esta cuarta revolución industrial.

Si echamos la vista atrás veremos como la primera revolución industrial se caracterizó por la máquina de vapor que permitió acceder a la energía hidráulica y supuso la mecanización de los procesos industriales.

En la segunda revolución industrial los catalizadores, la electricidad y la cadena de montaje lograron la producción en masa que hoy vivimos como normal . Mientras que en la tercera revolución industrial se generó la informática e implicó la integración de la tecnología de la información en los modelos de producción tradicionales sin incidir directamente en la línea de ensamblaje.

Hoy nos encontramos frente a la cuarta revolución industrial caracterizada por nuevas tecnologías que fusionarán el mundo físico, digital y biológico que están ya impactando en todas las disciplinas, economías e industrias y también llegando a debatir incluso con el ser humano.

En Alpesa conocemos sus características y vamos adaptando nuestra compañía a estos grandes retos de la cuarta revolución industrial y la transformación digital que son;

-Nuevos clientes. El paso de los años está situando en el foco del mercado como cliente a una generación, los millennials, que está exigiendo a los mercados ser el centro de valor.

Ya estamos viendo cómo a nivel de packaging están exigiendo que este esté fabricado de acuerdo a parámetros eco-friendly y de sostenibilidad. Una generación que sabe que tiene la capacidad y la decisión de compra y por tanto no espera que las compañías le ofrezcan sus productos sino que marca el camino a las compañías de por donde tienen que ir.

En esta cuarta revolución industrial no existe un departamento de atención al cliente sino que toda la compañía es el departamento de atención al cliente.

-Nuevos procesos. Tecnologías como el Cloud, el IoT, visión artificial, machine learning prometen cambiar los procesos productivos de las industrias y compañías. Sin embargo, lejos de lo que creemos los robots no llegan a esta revolución industrial para quitar puestos de trabajo.

Los datos nos muestran lo contrario. Alemania que es el país de a UE que más robots tiene en estos momentos es el que cuenta con un pleno empleo e Irlanda que es el segundo país de la UE en número de robots, está rozando el pleno empleo. Sin embargo Grecia que es el país de la UE que menos robots tiene cuenta con elevados datos de desempleo.

Esto significa que los robots generan eficiencia, la eficiencia genera productividad y la productividad no genera paro sino prosperidad.

-Nuevos negocios. Una de las principales características de esta cuarta revolución industrial es que los productos pasarán a un segundo plano. Los consumidores ya no quieren un producto sino el servicio que ese producto conlleva. Y será clave además para muchas otras compañías el asesoramiento que se deriva de ese negocio.

Lo estamos viendo por ejemplo con los coches y la movilidad. El uso del coche por cada una de las personas que pueden utilizarlo lleva a congestión de tráfico, y poca sostenibilidad en el futuro.

Además se prevé que en el futuro cada vez haya un menor número de personas que se saquen el carnet de conducir porque poco a poco hay compañías que ofrecen alquiler de coches, servicios de taxi, cada vez más eficientes, o en un futuro los coches autónomos.

-Nuevas habilidades. Esta cuarta revolución industrial conlleva una nueva manera de entender el empleo en la que lo importante es que aquellos puestos de trabajo más manuales y menos cualificados serán los que los robots podrán sustituir. Sin embargo, aquellos que no se pueden automatizar tendrán un valor incalculable.

Y nuestro valor como personas reside en ser personas y no ser robots, ya que para eso tenemos las máquinas. En esta nueva sociedad harán falta personas que se sepan hacer preguntas, porque dudando obtenemos mejores respuestas que nos hacen evolucionar, capacidad para aprender de los errores, saber descubrir porque ningún robot sabe hacer esto, inteligencia emocional y creatividad tecnológica. Eso sí, siempre combinadas con la tecnología.

Alpesa está trabajando para ver esta cuarta revolución industrial como un desafío y que nuestra compañía sea protagonista dentro de este desafío. El deseo de mejorar es humano, y como nuestra compañía está formada por personas nuestra capacidad de mejorar está presente en nuestro día a día. Si quieres interesarte por cualquiera de los productos y soluciones que mejoramos día a día ponte en contacto con nosotros.

Recommended Posts

Leave a Comment

*

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.